Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

miércoles, septiembre 02, 2009

Panchotto Models IX


Elisa Coprofaginni, ya desde pequeña tuvo problemas de relación.
A pesar de ser una niña simpática y agraciada nunca pudo sostener en el tiempo un grupo de amiguitos.
Quizás la respuesta a esta solitaria niñez, se encuentre en lo que sus compañeritos de escuela le preguntaban de lejos: “Que comiste, retazos de momia?
La respuesta era que Lilita sufría de una halitosis congénita, tan precoz como feroz.

Sus padres sospecharon tempranamente que algo ocurría con la niña cuando con el vaho de sus primeros provechitos logró despegar un par de azulejos de la cocina.

Ya en el jardín de infantes comenzaron sus primeros problemas de relación con una tragedia.
La víctima fue el pobre Manuelito, quelonio que oficiaba de mascota de la salita verde; que en ocasión de un intento de beso por parte de Lilita, no consideró que fuera suficiente protección el esconderse dentro de su caparazón, razón por la que se lo quitó para escapar corriendo de la niña, encontrando la muerte, desnudo, a pocos metros de la puerta del jardín.

En la escuela primaria, las circunstancias la llevaron poco a poco a terminar sola en el fondo del salón.
La maestra se quejaba de que con su aliento le percudía el blanco guardapolvos y de que la tiza se desprendía por completo del pizarrón cuando la niña hacía alguna acotación.

Para cuando llegó a la escuela secundaria, Lilita había desarrollado un gran carisma para compensar su problema. Esta virtud sumada a los buches diarios de CIF Oxigel recomendados por su odontólogo propiciaron que mas allá de todo pronóstico, la púber se relacionara con Ariel, el que sería su primer noviecito.

Pero lamentablemente la desazón llegó demasiado pronto.
Al cabo de unos meses, los padres de Ari, le prohibieron seguir frecuentando a Lilita, dado que estaban hartos de tener que cambiar una y otra vez los lentes orgánicos del chico que quedaban percudidos hasta la opacidad; aunque el motivo mas determinante fue la fortuna gastada en reponer la ortodoncia del muchacho todos los lunes, porque luego del fin de semana terminaba oxidada como el paragolpes de un Siam Di Tella´64 abandonado en un desarmadero.

El tiempo siguió pasando y justo cuando Lilita creía que debido a su aliento la vida también le daba vuelta la cara, apareció en su camino el Sr. Panchotto.

Hoy en día podemos verla en la apertura de los desfiles agropecuarios de la Sociedad Rural Argentina, interpretando un número muy bonito en el que separa la paja del trigo transgénico silbando canciones de Turf.

Lo que ayer fue un problema para Lilita, hoy es quizás la tabla de salvación económica de su vida, ya que actualmente se encuentra en tratativas con Monsanto que querría comprarle los derechos para la patente.

Hoy la vida por fin le sonríe sin barbijo a Lilita, y hasta parece que el Flaco Spinetta conmovido le compuso una canción que se llamaría “Muchacha aliento de Glifosato”…

7 comentarios:

Amperio dijo...

En el cabarulo Bacará tenemos un cliente, el Betoconca, con priapismo crónico. El loco -que lleva cuatro años empingado- daría cualquier cosa para que se le duerma el ganso, aunque sea un ratito... ¿Ud. cree que una cabeciada de umbligo de la Lilita podrá con su pingo indómito?
UAP, marcopolo.

Ajenjo dijo...

El problema mas grande, como sugiere la foto, fue alimentarse, ya que cada vez que Lilita intentaba ingerir alimento, este se convertía en ceniza y vapor unos centímetros antes de llegar a la boca, junto con el tenedor que directamente se derretía. Parece que la solución fue pasarle el alimento licuado a través de una sonda anal :P

slds
A

gen71 dijo...

Amperio:
Si le parece compañero, arreglamos un míting entre la Lilita y el Betoconca. Lo que si, le hacemos firmar un papel, como esos que le hacen firmar al los que saltan en paracaídas por si no se abre y se hacen puré de crestiano; ya que el ñato corre serio riesgo de que el ganso le termine durmiendo el sueño eterno.
UAP, Cristobalcolón.

Ajenjo:
Que tarde que avanza la ciencia, amigo; si Midas hubiera sabido lo de la sonda anal, le aseguro que ni en pedo arreglaba que le sacaran los efectos especiales.
Salute!

Aurelia Diche dijo...

Don Gen en estos días pensaba repintar unos muebles que, por mera confusión, mi abuelita laqueó con pintura asfáltica. Paseme el teléfono de la Lilita, asi arreglamos para que me los despinte con su gracioso aliento.
P/d: cuando ví la foto, sin haber leído, pensé "se fumó el gran cañón"...y al momento de leer "que comiste, retazos de momia?" leí "de memoria?"
y no me venga con el ojo con que se lee ;)

gen71 dijo...

Aurelia:
Su abuelita no se anda con chiquitas tampoco... ojo no le vaya a encargar que bañe al perro ese tan lindo que tiene, que capaz que lo repasa con soda cáustica ;)

En cuanto a las interpretaciones, quiero que me convide ya eso que tiene ahí, y no me venga co la sanata de que es para consumo personal, eh!

JUAN-CITO dijo...

JAJAJA A LILITA SE LA VIO SENTADA EN ROSARIO CON HERPES WINNER (HERMES BINNER) Y SU GESTO DE ASCO ETERNO NO CAMBIO, ME PARECEN QUE ESTAN HECHO TAL PARA CUAL, AUNQUE VISTE LOS TRASNGENICOS VA EN ALZADA, AUNQUE EN LAS BOLSAS A LA SOJA LA CASCOTEAN DE LO LINDO, LA DE CHICAGO, QUE SIEMPRE TIENE ALGUNA FORMULA LA PUEDE AYUDAR. OJO A LILITA LE PUEDE SENTAR BIEN UN CHICAGO-BOY, JAJAJA

JUAN ZALAZAR dijo...

AURELIA REPARTIII