Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

jueves, septiembre 18, 2008

Grafitti de baño; azulejo 4

UN POCO DE MOTOCRITICA

Hoy temprano me desayuno con café con leche, mas una tostada con casancrem y mermelada de durazno.
Hoy temprano me desayuno con que ya hacen dos años.
Hoy recuerdo las palabras de nuestro ex presidente diciendo “El caso López es una de mis mas grandes frustraciones”
Pensar que es el mismo hombre que dejó a la buena de dios a un testigo clave, como quien deja un hamster y un gato encerrados en un baño, me hace atragantar el café con leche y la puta tostada.

Y ahí nomás pienso en dejar de lado lo que tenía preparado para postear hoy, porque necesito escribir sobre lo terrible que es vivir en un país que mantiene vivo a un monstruo desaparecedor por treinta años conviviendo con él.
Necesito hacer un raconto de las cosas que nos han seguido sucediendo después de su último zarpazo, en estos dos años; cosas que tienen que ver con el tributo a esta criatura que de alguna forma sigue siendo útil y que se alimenta de gente que se transforma en obstáculos en el camino señalado para seguir.
Porque nada es casualidad sino causalidad.

Y me digo que “tengo que hacer algo con eso”, y entonces pienso en como ordenar mis ideas al respecto.

En ocasiones manejar suele ser un buen método para defragmentar el rígido y acomodar las ideas de una forma mas clara.
Seguramente manejar una moto rumbo al trabajo en el tránsito de Baires no debe ser la mejor opción.
A pesar de ir con el casco puesto, un pensamiento en forma de canción me golpea en la cabeza.

Y entonces imagino posts similares, tratando este “tema del día”.
Imagino frases hechas, discurso vacío.
Imagino fotos de Julio López con la boina y hasta algún link para leer escuchando “los dinosaurios” de García.

Y la verdad que no da, que quieren que les diga.
Ni en pedo me sumo a un onanismo intelectual barato de una minoría (de la cual formo parte) que tiene acceso a estos medios de “comunicación”.
No da andar dándose el frío pésame como conocidos en un velorio.
No da escribir “nunca mas” y no hacer nada para que esas dos palabras cobren sentido.

Porque no por nada hoy me desayuno con que ya hacen dos años, porque no estoy contando los días como sí lo haría si Julio López fuese mi viejo.
Porque no tengo planeado ir a ninguna de las marchas que se hacen hoy pidiendo su aparición con vida.
Porque es muy fácil rasgarse las vestiduras y reclamar justicia desde un puto post, de un puto blog como este para después sentarse a responder comentarios y quedar como un tipo copado y lúcido.

Por eso mejor no escribo nada, aunque en realidad estoy escribiendo… me parece que tengo un problema aquí, queridos.
Un problema grave que es solo un engranaje del problema que nos afecta a todos.

6 comentarios:

Ajenjo dijo...

Lo extraño es que quienes deberían decir algo, es decir, los que tienen la obligación de encontrarlo, se hagan soberanamente los boludos y no digan una palabra.

slds
A

Sauria dijo...

Er, yo no creo que haya que ser tan severo con uno mismo, en el sentido de que al menos sí tenés la lucidez de pensar en estas cosas, de poder hacer una "autocrítica". Eso ya es una ventaja por encima de la mayoría de la gente. Creo también que la transformación (la revolución!) es un laburo que se hace muy desde abajo y muy desde adentro, y la primera pieza es la educación, la visión crítica, sin perder los valores de solidaridad y la búsqueda de justicia. Cada uno desde el lugar que le toca.
Creo que lo más trágico es creer que todo está perdido y que uno no puede hacer nada por un mundo mejor. Sostener esta aseveración es dar por vencedor al enemigo. Hay mucho para hacer, sin caer en utopías, cada uno desde su lugar tiene un rol que cumplir, y el tuyo es ser un hombre valiente, un laburante honesto, y el escritor de este blog, que creeme, no es poca cosa ;)
te quiero nene!

Amperio dijo...

Ud. lo dijo todo, compañero. ¿Qué más se puede decir?

UAP, mi socio. Yo también lo quiero.

gen71 dijo...

Ajenjo: Es extraño, indignante, inaceptable...
Saludos

Sauria: "La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar." (E. Galeano)
Claro que hay mucho para hacer, compañera.
Yo también te quiero, nena!

Amperio: y a usté' también lo quiero, no se me ponga celoso mi cuate.
UAP, compañero.

Peregrina dijo...

¡¡¡¡HOLA!!!! Quería decir que, como bien dijo Sauria, todos podemos hacer algo desde nuestro lugar, aunque esta frase también suene a "cliché". Y creo que ser conciente, y difundir esa conciencia, concientizar, es una parte muy importante del trabajo que hay que hacer, de la lucha que hay que llevar. Y muchos de tus post, tan irónicos y divertidos como tristes reales reflejos de la puta sociedad injusta en la que vivimos, cumplen ese rol, quejarse, estar incómodo con el estado de las cosas, y traspasar a otros ese disgusto. Creo que ese es uno de los primeros pasos para arrancar....
Besos!

gen71 dijo...

Peregrina: Arranquemos entonces. Me alegra comprobar una vez mas que no soy el único que se siente incómodo con este modelito que nos obligan a vestir.

Gracias por tus palabras y bienvenida.

Besos!