Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

viernes, octubre 24, 2008

Otro chiste de loros


Alejandro Real es un loro.
Que novedad, dirán ustedes; pero el caso es que no se trata de un loro cualquiera, no, no, no; el loro Alejandro trabaja en uno de los noticieros mas vistos en el horario central.

Resulta que los medios han comprobado por enésima vez que la gente no se da demasiado cuenta de cómo los manipulan groso, y cebados doblaron la apuesta: decidieron que no era necesario pagarle a un periodista abyecto, cuando directamente podían poner en su lugar un animalito amaestrado por el costo de unas cuantas bolsas de semillas de girasol al mes.

Lo cierto es que la gente sigue viendo el noticiero sin notar la diferencia.
Y desde su espacio repite lo que le dictan. Y nadie advierte que se trata de un loro, o quizás a nadie le importa demasiado.
Ni siquiera a su compañera de trabajo, la periodista Silvia Chupández, con quien recientemente se ha puesto de novio.

Y nos explica sobre la preocupación de Mauricio porque los docentes le roban el futuro a nuestros chicos, o nos cuenta sobre casos de ingenieros asesinados que confirman que los villeros y las mucamas son peligrosos; desprendiéndose incluso de este desafortunado hecho, que como los asesinos eran chicos, es de extrema necesidad bajar las edades para imputar a los menores desde los 14 años.

También nos cuenta sobre lo preocupante que es que las empresas españolas (que tantos beneficios le han aportado a nuestro bendito país) estén muy molestas por la estatización de las AFJPs que tan bien iban a utilizar nuestros aportes previsionales en este contexto de derrumbe económico global tan peculiar.
(linda la globalización, no?)

Así que como decía Tato, “la neurona atenta, mis queridos chichipíos”; que es temporada de psitacosis y una vez contagiada es jodida de curar.

Y guarda al tragar… mastiquen bien antes que el pescado viene con espinas.



(Ah! y un saludo especial a Sauria que me está mirando, que sabe de esto de los noticieros de Animal Planet!)

13 comentarios:

Sauria dijo...

qué pais generoso, por favor! le ponen un microfono en la boca a cada animaaaal!! sino miren el asombroso caso de De Angelis, hace sonidos guturales y la gente cree que está dando un mensaje y todo...

:-P

(lindo post y gracias por el link, Gense, pero aclare que los pobres animales no tienen nada que ver con las porquerías que dicen y hacen los humanos!)

beijos na frenchi! falamos a la noite!

igor dijo...

Buenísimoooo!!!! "Nos casamos?" Jaaaaaaaaa!

merengadas dijo...

Ojo, quizás el loro se termina pareciendo a Matías (sí, el de Condorito) y termina haciendo destrozos y deseastres varios

Uno de los ocho dijo...

Quien es matias en Condorito? Hace mil años que no leo tal noble publicacion.

capitanfla dijo...

mmmmm.....

gen71 dijo...

Sauria: Ya lo creo, nena; basta prender la radio o la tele para escuchar a loros, gorilas, cerdos...
Y dicho esto no puedo mas que pedirles disculpas a los loros, gorilas, cerdos y demás etcéteras por semejante agraviante comparación.
Muitos beijos, menina! ;)

Igor: El erotismo a veces se mueve con formas misteriosas, amigo.
Hay quienes disfrutan del sadomasoquismo, como así también quienes se calientan escuchando en Radio 10 a González Oro...

Merengadas & Socho: Matias?... scusi me, but, no cazo un fulbo :P

Capitán: Expresesé, amigo; no se reprimmmmmma ;)

merengadas dijo...

matías era el loro de Condorito!!! no aparece mucho, pero un guachohijepu. Siempre le contestaba el teléfono y le hacía desastres
Condorito lo vendía y el ladino volvía al hogar?

merengadas dijo...

matías era el loro de Condorito!!! no aparece mucho, pero era un guachohijoepu. Siempre le contestaba el teléfono y le hacía desastres
Condorito lo vendía y el ladino volvía al hogar!

gen71 dijo...

Merengadas: Condorito tenía un loro? Considerando la cercanía de especies; eso no sería una suerte de esclavitud? Perdón por mi ignorancia, pero a pesar de ser lector de historietas desde que tengo memoria, confieso nunca haber leído a Condorito.
Gracias por desasnarme, amiga ;)
Besos!

Bologger dijo...

Qué? Los docentes les roban el futuro a nuestros chicos? Ah no! no! no! no! Yo quiero que me robe un menor, no un patotero de CTERA.

gen71 dijo...

Bologger: Calma, calma, que si Maur... digo, los docentes le roban el futuro a nuestros chicos, te aseguro que el campo de la delincuencia infantil tiene (valga la redundancia) "el futuro" asegurado...

Amperio dijo...

No joda, Gense, que no es lo mismo. Ese loro será todo lo que Ud. quiera pero jamás podrá llegar a pronunciar "kirchch - ner" con la dicción de boca llena del Gustavosylvestre y eructo en el medio. Porque los loros no eructan... ¿no?

UAP, compadre.

gen71 dijo...

Amperio: Compañero querido, los loros no solo eructan sino que también se tiran pedos y le usan a uno el cepillo de dientes. Supe tener un loro que llegó a ser un especiaista en limpieza dental canina (otro día pizza mediante le cuento)
Es cierto que nuestro ejemplar nunca llegará a tener la dicción del Gustavosylvestre, pero si le damos a masticar miga de pan con plasticola; al Marcelobonelli se lo saca igualito, vea.

UAP, laconchadelalora... epa! que susto, eh!

Lo quiero, Alberto, no se me olvide