Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

lunes, octubre 20, 2008

Panchotto Models VII


Nazarena carecía de olfato desde los ocho años de edad, debido a un desafortunado accidente en una competencia escolar de picadas de “cocochitos”; en la que oficiando de piloto de “La Colo”, había colisionado de frente contra otro bólido doblehumano conformado por dos nenas repitientes y robustas, de quince y diecisiete años respectivamente.

Esta discapacidad olfativa le ocasionó algunos problemas de relación, principalmente en la adolescencia (marcada por la explosión hormonal); etapa en la cual Nazarena fue apodada “Heidi”, y sus zapatillas fueron declaradas “material peligroso para el ecosistema urbano”; dado que no contaba con el patrón de su olfato para darse cuenta de cuando necesitaba un baño en forma urgente.

Superados los problemas iniciales; la jóven consiguió realizar su sueño de modelar ropa para una importante casa de moda. Sin embargo la alegría fue breve, ya que a las pocas semanas de trabajo fue despedida por salir a la pasarela habiendo pisado un sorulo de bullterrier, que por supuesto ella no había notado pese a lo nauseabundo de su aroma.

Afortunadamente ese mismo día conoció al Sr. Panchotto (que casualmente salía a pasear a Prometeo, su fiel bullterrier) y al poco tiempo se encontró modelando nuevamente.

En la actualidad trabaja muy feliz en la agencia de “modelos con problemas”, siendo la única que no se queja por tener que hacer los cambios de ropa en los baños, ni por tener que dormir junto a Panchotto y Prometeo luego de una cena con ensalada de garbanzos o luego de un revolcón en la bosta del caballo del botellero (si, al perrito le encantan los garbanzos).

Gracias a historias con final feliz como esta, creo que hay un futuro posible.
Y que en la tele me digan, que la caída de la bolsa de Wall Street va a hacerme imposible comprar tomates perita en cuotas el año que viene, sinceramente; me chupa bien un huevo…

10 comentarios:

capitanfla dijo...

Al final, el amor siempre triunfa.





A todo esto, creo que el muchacho sintió un poco de viento en el ganso.

capitanfla dijo...

Oiga, ¿y si me incluye en sus links?

Sauria dijo...

uh, habría que avisarle a esta chica que no todo está perdido, que si bien no tiene olfato, puede confiar en este increible invento!!!!

:D

(y eso sí, si lo ponés a capitanfla en los links, a mí me hacés un busto en Beiró y Segurola y me llevás un atado de coliflor todas las mañanas, mínimo!!)

Uno de los ocho dijo...

Compañero, está muy bien que infunda esperanza con una historia de vida con final feliz, pero también hay que ver la otra cara de la moneda.

Si bien la vida de Nazarena pudo encontrar cierto equilibrio, distinto fue el destino de "la colo" Urrustiaga.

Hija menor de una familia numerosa, desde pequeña se destacó en los deportes físicos, no por su porte (era mas bien menudita) sino por su resistencia y su velocidad.

A los 6 años conoció a Nazarena, con la que forjaría una gran amistad y quien sería su co-equipper en dobles de ping-pong, pelota vasca, armado de tarteletas y carreras de cocochito.

La capacidad atlética de ambas les valió más de treinta premios a nivel nacional en las precitadas disciplinas, y eran realmente promesa juvenil para las olimpíadas de pelotudas que se celebrarían en poco tiempo.

Aciago destino quiso que, justo dos semanas antes de ir a los juegos, dieran una exhibición de picadas de cocochito, corriendo contra sus compañeras Samantha y Natalia. Dicha carrera se corrió en el anfiteatro "Leopoldo Jacinto Luque" de la ciudad de Polvorines, y (como usted contó) terminó en tragedia cuando la velocidad alcanzada por "la colo" y Nazarena fue demasiado para el piso, que estaba encerado.

Sin control, el bólido bihumano se estampó de frente con el equipo de Venus y Serena Williams, que estaban a un costado picando algo y bajando un vermú.

Nazarena perdió el olfato, pero "La colo" sufrió triple fractura de cráneo y estuvo convalesciente por años, hasta que se recuperó, no sin secuelas.

Abandonada por su mejor amiga y por el sistema educativo (que a raiz del incidente le quitó la beca), deambuló sin rumbo por casi toda la provincia, anhelando lo que nunca fue.

Deprimida, aparecía cada vez menos en público, hasta que un día nada mas se supo de ella. La ultima vez que alguien tuvo noticias, fue en la costa marplatense, puteando a los lobos marinos por su parecido con Venus y Serena.

Algunos dicen que murió de soledad, otros dicen que se mudó a Bruselas y trabaja cosechando repollitos; pero los más ancianos de la feliz cuentan que un día se perdió en el mar, llevada a cocochito por una tal Alfonsina Storni.

Cuidado, muchachos, el cocochito es un viaje de ida.

Amperio dijo...

La sordera de nariz es de las peores cosas que le pueden pasar a un ser humano. Sin embargo, la historia de la Nazarena se opaca ante el recuerdo del Gulliver Molina, joven renegado y pulovèrico de Villa Tesei que era gangoso, halitósico, desdentado y orador insomne. UAP, Gense.

gen71 dijo...

Capitán: Ya lo dijo Tanguito Fernán Feroz "el amor es mas juerte"; y el olor ni le cuento...

Sauria: Imperdible link, jaja! Igual para la pobre Nazarena necesitaría uno de esos supositorios pero que tire Glade "nalgadas de angelito" :P
En cuanto al busto; con o sin corpiño? ;)

Socho: Triste el destino de la Colo Urrustiaga, es cierto.
Por mi barrio circulan versiones de que se encontraría radicada en Mardel ganándose la vida como imitadora de celebridades en la peatonal junto al doble de Maradona y de Gardel.
Parece que gracias a la triple fractura de cráneo, la colo quedó igualita igualita a Ulises Dumont.
UAP, maestro!

Amperio: Sin dudas la sordera de nariz al igual que la mudez del culo son dolencias que provocan la condena social, el señalamiento digitoanular y la burla perianal.
Jodida la historia de Gulliver Molina también; cuentan que entre los problemas de halitosis y la mala dicción provocada por la gangosidad sumada al faltante de piezas dentales; cuando se lo escuchaba hablar a Molina uno no sabia si se trataba de un discurso o solamente de un concierto de pedos.
UAP, mi cuate.

merengadas dijo...

Digna vida para Hallmark la de Nazarena. Pero en la foto se está haciendo la re boluda, una cosa es no oler, otra no sentir. Los pedos caldosos son calentitos, y eso se siente....

gen71 dijo...

Merengadas: Cuando tiene razón, tiene razón, amiga. La Naza obró de mala fé con el pobre hermanito de Tognetti. Con esa cara de perro que volteó el plato también ha sabido hacer estragos en el 85 de Villa Devoto a Quilmes.
En otro orden de cosas, me enorgullece contar entre mis lectoras a una experta en gases como usted, que va mas allá del olfato para reconocer y clasificar un cuesco.
Usted los reconoce con solo leerlos.
Mis respetos, madame.

merengadas dijo...

Le pertenezco Gen71, le pertenezco

gen71 dijo...

Merengadas: En un verdadero olor... digo... honor para mi ;)