Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

domingo, marzo 25, 2007

Probaste con un tapón?


Vicente Altavista era un empresario exitoso. Había triunfado con su emprendimiento de fabricar cámaras de video para ver que ocurre dentro de la heladera cuando está cerrada (terminó con el mito del duende que apagaba la luz y limpiaba sus genitales con fetas de jamón cocido).
El tipo había conseguido una linda casa, un buen auto, mujer, dos hijos y un perro.
Todo parecía caminar viento en popa, pero lamentablemente la felicidad no era completa.
Su vida perfecta tenía una pequeña fisura, la cual con el tiempo terminaría por convertirse en una gran brecha que lo separaba de la felicidad.
Vicente Altavista era un empresario exitoso, pero tenía un pequeño problema: se cagaba encima.
Asi como lo leen, por citar un ejemplo, el tipo estaba en una reunión con empresarios japoneses y sin mediar aviso alguno, el tropel intestinal encontraba ráudamente la salida de su cuerpo, para terminar deslizándose por la botamanga de su traje italiano hasta encontrar el suelo.
Disfrutando de una romántica sobremesa con su bella mujer, se cagaba.
Explicándole como se engendran los niños a su hijo menor, se cagaba.
Jugando al tenis con sus amigos de Vilas Raquet, se cagaba.
Haciendo el amor con su secretaria, se cagaba.
El pobre Vicente, literalmente no daba más.
Un día su mejor amigo Juan Carlos La Russa le dijo:
“Chei Negro, y porqué no te tomás un Plexol, eh? Va como piña con la cagadera”
Por suerte Vicente le hizo caso.
Ahora se toma las cosas de una forma mas liviana y su vida no es mas una cagada.
La empresa se viene en picada (a la gente le gustaba la idea del duende).
Su mujer lo abandonó y se fué con su secretaria.
Tras la traumática explicación sobre como vienen los bebés al mundo su hijo se volvió autista.
Su hija mayor se volcó a las drogas duras y se afilió al PRO.
Le escribieron “cornudo” en el capót del auto con líquido para frenos.
Sus amigos del Vilas Raquet ya no lo saludan y el perro se le hizo puto.
Vicente ahora es un hombre completamente feliz.
A Vicente ahora todo, le chupa un huevo.

12 comentarios:

Lady VAG (abunda) dijo...

Jajajaajajjaa...me hizo reir mucho con el final!
Quiero contribuir al derrumbe del mito del duende: Sepa q yo de chiquita, en dìas de calor, solìa meterme en la heladera para "refrescarme" (asi de limados estabamos con mi hermano!), mi hermano cerraba la puerta y al grito de "ya estoy" o "cambio" se abrìa la puerta y èl ingresaba :S asi que puedo decir con gran conocimineto de causa que no hay duende, ni campanita, ni shrek que pague luz ni se ande manoseando las partes =)

Caliope dijo...

Me hizo acordar a las pastillitas negras esas que le decían "de carbón"... yo (tan boluda) creía realmente que eran de carbón...

Muy escatológico lo suyo

Si, me encanta esa palabra...

Me cague de risa con lo de las drogas duras y el PRO.

besos

Absurda dijo...

Aunque sabemos de dónde sale la caca (esto para hacer referencia a su "obsesión", a la cual también me he referido en otro blog, uno de los mandriles) hay un paso hacia otra sexualidad. Sí, otra sexualidad es posible: ahora tenemos chupadas de huevos!

Ruco dijo...

Muy ingenioso el señor, por eso esta en el puesto gerencial que se merece.
Puede ser que el perro se haya puto, pero igual los perros son bisexuales.

gen71 dijo...

Lady: Me deja helado con su relato de la nevera...
Una de dos; o sus padres tenían una heladera muy grande o muy vacía (en la mía no puedo acomodar una puta botella)
Le recomiendo que vea este post:
http://www.lacasadelmandril.com.ar/
vea si no es su hermano que se le olvidó adentro!
No serán ustedes los duendes que apagan la luz?
Me quedo lleno de interrogantes...

Caliope: Ah, no eran de carbón? Con razón no prendían para hacer mi mini-asado de gorrión!

Absurda: ya no sé que hacer para que Ud. no descubra mis oscuros hábitos de alcoba.
Por lo menos no me puede negar que voy evolucionando, ya pasé de la etapa anal a la oral...

gen71 dijo...

Ruco: Tiene toda la razón acerca de la bisexualidad de los perros, pero a este también se le daba por trasvestirse...

Amperio dijo...

Dígale al ejecutivo amigo suyo que se consiga un plomero que le conecte el balde con el baño con una válvula de paso (el sorullo va pero no vuelve).
Despúes puede llamar por teléfono a la mujer y decirle: -Vieja, ya tengo conexión...

Oscar Grillo dijo...

CUANTO ME GUSTAN ESTAS COSAS!!!!!!

Lady VAG (abunda) dijo...

EStimado Gen: Ya ni recuerdo si la nevera estaba llena o vacìa, si recuerdo que sacabamos los estantes y la parte de los cajones frutales y verdurales para poder ingresar! Un desquicio realmente...hace no mucho se lo contamos a nuestros padres y creo que no nos revolearon algo por la cabeza porque no tenian nada a mano.
Despreocupese, nno es mi hermano el que se comio su pie....Aunq, ahora que lo pienso, eso de meternos tal vez tenga que ver con tendencias antropofagas!!!

gen71 dijo...

Amperio: ya le comenté al Vicente sobre su brillante idea. Le cuento que no solo piensa ponerla en práctica, sino que ya lo está viendo como un nuevo emprendimiento para reflotar la empresa.

Oscar Grillo: Es para mi un honor divertirlo maestro!

Lady: Hacían semejante quilombo y sus padres no se daban cuenta? Una de dos, o eran muy hippies o los abandonaban todo el día con la heladera a ver si accidentalmente se deshacían de ustedes...
Lo habló en terapia?

Lady VAG (abunda) dijo...

Vio????
Se que mi padre no estaba por compromisos laborales (trabajaba cmo un condenado recuerdo!)y mi madre estaria por ahi o durmiendo la siesta o tomando mate en el patio con "las chicas"...sabe que no se? ..hay dos teorias:
a) como ud bien señala "deshacerse de los molestos niños" (piense que de pequeños rompiamos nos cerrababmos als puertas en la cara ocasionando cortes, caiamos en rosales, etc
b)mi madre nunca nos escucho... (mi madre ha perdido audicion de un oido y no oye demasiado)

gen71 dijo...

Lady: Evidentemente Usté' y su hermano son dos sobrevivientes.
Descartemos la opción A, ya que para su madre hubiera sido menos cargo de conciencia regalarlos al botellero que encontrarlos desfigurados y congelados dentro de la heladera.
Me inclino por la sordera parcial (a mi madre le ocurre lo mismo) en la cual se escudaba su madre para hacer caso omiso a los aterradores sonidos que emergían de su casa mientras ella conversaba con la vecina.
En síntesis; su madre no quería eliminarlos, simplemente Ud. y su hermano le habían dejado los ovarios lacios.