Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

martes, enero 30, 2007

Catadores de varietales varios


No hay nada mejor para una primera reunión que acompañarla con un buen vino para liberar tensiones.
Aquí vemos a un grupo de Licenciados en Letras, reunidos por primera vez luego de un congreso sobre “Dialectología Hispanoamericana”.
Imaginemos hasta dónde podrían elevarse sus devaneos, ayudados por unas gotitas de alcohol…

5 comentarios:

Zorra dijo...

¡Se me hace agua el culo! jajajaja... yo suelo cambiar esa frase tambien.

El alcohol hace que uno saque el chanchito de adentro. Bah, eso observo, porque yo no tomo pero te analizo una de choborras....

Caliope dijo...

Seee...arriba las propiedades saludables el vino... la mejor noticia del milenio, je...
y si, el tipo miente, de "ese" tamaño, ni Rocco, querido...
salud Don!

gen71 dijo...

Zorra, a mí me encanta esa expresión.
Te voy a confesar algo: se la robé a un amigo que la mencionó en ocasión de contar acerca de los dotes peneanos de un conocido de él, compañero de vestuario.
Parece que al verlo como Dios lo trajo al mundo, un tercero le advirtió:
"Guardá esa cosa que se me hace agua el culo".
Textual.

Caliope, como verás, entre las tantas propiedades del vino está la de sobredimensionar las cosas.
Si vos decís que de ese tamaño no hay... no hay.
No voy a discutir de esto con una mujer.
Saludos!

Stella dijo...

Debo confesar que descubrí las bondades de un buen tinto cuando ya había pasado los 40. Solo bebo cuando salgo con mis amigas, ya que se me afloja la lengua y solo confío en ellas para guardar mis oscuras confesiones. Igualmente siempre puedo aducir que estaba en pedo y dije cualquier cosa, no?
Aprovecho para confesarlo acá, porque mi blog lo leen mis hijos! jajaja
Confío en su discreción! Je

gen71 dijo...

Stella: Nunca es tarde para entregarse a un buen totín, quedese tranquila que en este blog podremos ser cualquier cosa menos botones. Cuando guste se toma unas copas y nos cuenta todas esas barbaridades que les confía a sus amigas ;)