Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

jueves, enero 11, 2007

Nada mas perverso que un niño


Que tieeeeeeeeeeeerno dos nenitos de la maaaaaaaaano, y rubieciiiiitos. Para comérselos no?
Bueno, a cuidarse señoras y señores porque hete aquí la prueba de que los niños son pe-li-gro-sos, sin importar su color o procedencia. Ya lo sabe, no sólo tiene que cuidarse de esos niños de tez oscura, que vienen a importunarlo con sus mezquinas necesidades inmediatas, mientras Ud. se distiende en un semáforo de su atareado día de trabajo, hurgándose minuciosamente la nariz.
Ya lo dijo Blumberg, cuanto mas chiquitos, mas peligrosos.

2 comentarios:

Skyller dijo...

Lo que yo simpre digo, a los niños hay que tenerlos enjaulados y bien amordazados! hasta que crezcar, porque en realidad son Ñomos que tratan de hacernos la vida insoportable!

gen71 dijo...

Interesante teoría Skyller; ahora bien: cuando es que los gnomos dejan de serlo para convertirse en adultos? o nunca dejamos de serlo y vivimos en un mundo de gnomos sin saberlo?