Un silencioso acto de vandalismo, una pequeña venganza
con el humor fácil como herramienta,
contra lo que
día a día nos obligan a consumir visualmente. Ninguna pretensión mas allá de esto.

miércoles, abril 04, 2007

Una vida al pedo…


Para Fabio Pertusi todo comenzó en una calurosa tarde de Diciembre de 1978, cuando festejaba su cumpleaños “en pelotas” con familiares y amiguitos.
A la hora de la ceremonia del apagado de las velitas, su personalidad vanguardista lo impulsó a hacerlo de una forma diferente.
Ante los ojos asombrados de los presentes, Fabio con sus recién cumplidos 18 añitos sopló las velas no con su boca, sino con su culo.
La llamarada producida fué de tal magnitud, que hubo que lamentar el incendio de la cortina del comedor y de la abuela de Fabio, a quien todos sistemáticamente se negaron a apagar con la gaseosa, aduciendo que todavía tenían sed.
Mas allá del accidente, Fabio descubríó que tenía un peculiar talento.
A partir de allí un mundo de posibilidades se abrió frente a él.
Al poco tiempo comenzó a ganarse la vida como barredor e incinerador de hojas secas en las plazas de varios barrios porteños. Podía vérselo por esos días de otoño, desnudo de la cintura para abajo y con un encendedor en la mano; feliz de ganarse la vida con un trabajo distinto al de su padre, que robaba billeteras en el la línea B del subterráneo.
Luego descubrió que podia prescindir del poder inflamable de sus flatos y se dedicó a utilizar solo su potencia. Allí fué que consiguió trabajo como aireador del tanque de las orcas en Mundo Marino.
Por ese entonces comenzaba a interesarse por el sexo opuesto (ya tenía 26 añitos) y esta inusual habilidad como podemos ver en la imágen, también le sirvió como arma de seducción en mas de una oportunidad.
Al poco tiempo vino la gloria, luego de aparecer en Showmatch, en los 30 segundos de fama, en donde desplazaba un piano de cola a los pedos por un trayecto de 5 metros. En esa ocasión murió un camarógrafo aplastado por el piano, que al tener rueditas se transformó en un bólido incontrolable dentro del estudio.
A partir de su aparición en TV la gente lo reconocía por la calle, le pedía autografos en el colectivo y hasta le atribuían poderes curativos paranormales.
Como usualmente sucede en estos casos, la fama no fué buena consejera.
A continuación se sucedieron los excesos y finalmente el descontrol.
Consumía dulce de leche en cantidades industriales para asegurar una explosiva fermentación en sus intestinos. Con el tiempo se había vuelto adicto.
Los gases recorrían todo su cuerpo, llegando a formarle burbujas en la sangre, lo cual lo llevó a estar internado al borde de la muerte en mas de una ocasión.
El ocaso de su profesión lo encontró mórbidamente obeso, animando fiestas de 15 años.
La rutina era simple y pesimamente paga; entraba a la fiesta sentado de cabeza en una silla de ruedas, soplaba las velas con el ojete y se iba mientras los mozos apagaban a los invitados siniestrados.
El pobre terminó actuando por un plato de comida.
En un intento por relanzar su carrera comenzó a ensayar una ambiciosa performance para las olimpíadas de Beijing 2008, en las que encendería la antorcha olímpica con un zippo y un solo y preciso pedo.
Lamentablemente en los ensayos, por causa del exceso de gas retenido, combinado con el consumo de alcohol y un error de cálculos con el zippo (ya no poseía la agilidad de antaño), Fabio encontró un triste final al explotar cual piñata de cumpleaños.
La noticia de su muerte apenas tuvo difusión, ya que coincidió con una nueva internación de Maradona, en este caso por su adicción al jabón en polvo.
Todavía se pueden ver los restos de Fabio pegados en el techo de un galpón abandonado en la estación Sáenz Peña.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

un monumento a Fabio!
Con llamita permanente y todo!

El blogudo dijo...

Quiero remarcar que la adicción de Maradona al jabón en polvo que mencionás no es gratuita en este blog, ya que fue obra de la mente perversa del publicitario que pergeñó el slogan del jabón en cuestión.

Jabón Spade: Ropa que siempre huele bien, y más blanca.

gen71 dijo...

Anonymous: Por lo pronto tiene un altarcito en la estación Sáenz Peña. Podríamos tramitarle la placa de bronce y la conexión de gas...

Blogudo: Ya me parecía que la culpa no era de Guillote sino de los perversos publicitarios.
Sin ir mas lejos, yo me estoy estropeando el hígado con lo que tomo, que me deja chuavechito, chuavechito... (y a veces tengo sueños sadomasoquistas con Dibu)

andrea os dijo dijo...

si la chica se hubiese tirado cerveza en chorritos en el pelo, no habría pedo que le armara tal peinado.

JB dijo...

35 años tenes? flro de pelotudo para hacer semejante pajereada debes serun gordo puto que no se le para y se mete un vibrador en el orto para divertirse no te firma nadie el blog puto y esa estatua de sal es una trola mal

Amperio dijo...

Gense, avísele al Fabio Pertusi que encienda el fuego. Es hora de poner los fideos. Ya que estamos todos...

Lady VAG (abunda) dijo...

Ay! Y yo que le doy al dulce de leche casero como loca! Y encima fumo....voy a tratar de no hacer las dos cosas al mismo tiempo, a ver si estallo!!!!!

No voy a decir nada del post violento verbaloide porque no tiene sentido...:D

Besos!

gen71 dijo...

Andrea os dijo: Sinceramente nunca había escuchado sobre las propiedades fijadoras de la cerveza. Lo voy a poner en práctica.
Bienvenida y gracias por pasar.

Amperio: La mesa ya está servida amigo, el Fabio le hizo una salsa a la bolognesa bien peronista para usted. Quedese tranquilo que para algunos comenzales tenemos un menú especial.

Lady: Tenga cuidado con esa fatal combinación. El problema en estos casos siempre es la mezcla. Gracias por el aguante ;)

JB: Dado el tono de tu comentario, no pude menos que dejarte para el postre. Sinceramente comprendo que el contenido de este blog puede no gustarle a la mayoria de la gente que accidentalmente pueda a caer por aquí; a mí muchas veces me pasa lo mismo con el contenido de otros blogs que visito casualmente. Lo que no entiendo es la necesidad de expresarlo de una forma violenta y agresiva como es tu caso. Imagino que debe ser porque el contenido que aquí encontrás, te revuelve algún problemita interno que evidentemente te molesta mucho.
Merecerías una respuesta que descienda a tu nivel, pero me parece que no es lo mas apropiado.
Es así que de ninguna forma voy a decirte que imagino que seguramente te despertás sudando por las noches, soñando que un gordo puto e impotente te entierra bien adentro de tu culito un matafuego untado en vaselina. Tampoco te voy a decir que me parecés un triste y pendejo tragaleche, mantenido por sus papis, que no tiene huevos para aceptar que hace rato que le gusta la carne por popa y que por eso tiene un blog lleno de fotos de machos treitañeros que le hacen humedecer el anillo del orto; y que por esa causa anda salpicando caquita por ahí, llegando a mancharme no solo a mí, sino a amigas de la casa.
Como te dije, de ninguna manera voy a decirte todo eso, porque como verás, no es mi estilo y soy un caballero.
Una opción válida también hubiera sido suprimir tu comentario.
Tampoco lo acostumbro.
Limpiate la comisura que tenés sucio nene.

absurda dijo...

Ya me compré los pochoclos y me senté en primera fila para ver el próximo capítulo de jb

Lady VAG (abunda) dijo...

jajajajajajjjajajajjajajaa
no pude sino reirme de su respuesta, me saco una sonrisa en un dia altamente triste, agradecida :D
absurda: yo llevo una coca, me convidas pochoclos?

El blogudo dijo...

Nooo, Gen... me parece muy flojo de tu parte agarrártela con un pobre gil que, no contento con tener que luchar contra un virulentísimo acné, ha quedado con una seria discapacidad mental a causa de la presión excesiva de carne en los discos vertebrales inferiores.

El blogudo dijo...

Ah, me olvidé de algo... recién entiendo. El pibe vio "Una vida al pedo" y como se sintió identificado, comentó!

Tenelo en cuenta... no sea cosa que algún día escribas un post que se intitule "Pelotudos se necesitan".

Absurda dijo...

Lady Vag: trato hecho!

gen71 dijo...

Absurda y Lady: Para que se pusieron en gastos... no valía la pena. Pero bueno, ya que hicieron una inversión, de última les cuento unos chistes al estilo "el gato de Verdaguer"

Blogudo: Tenes toda la razón, estuve flojo.
"presión excesiva de carne en los discos vertebrales inferiores"; Sos un poeta. Mis respetos.
Ah! y voy a tener mas cuidado con los títulos.

A todos: Gracias